SEÑALIZACION

1. INTRODUCCION

 

Además de los semáforos, como elementos controladores del tráfico, existen la señalización, las marcas y objetos instalados en o cerca de calles o caminos.
Estos elementos permiten regular y guiar el tráfico, por una parte, y por otra, avisar oportunamente sobre las condiciones de la vía.

 

El uso de los elementos controladores permiten que el flujo vehicular se efectúe con un mínimo de demora e inconvenientes, ya que proveen a los conductores con información oportuna.

Un factor esencial de estos elementos es su estandarización, ya que los conductores deben esperar que ellos tengan siempre el mismo significado. La instalación de un determinando elemento de control debe estar basado en ciertos principios de ingeniería apoyados con los resultados de estudios, tales como tipo y cantidad de vehículos, accidentes, velocidad, demora y condiciones físicas del lugar. El estudio cuidadoso y el análisis de la información requerida, conjuntamente con la experiencia profesional, permitirán una solución que debe ser considerada como tentativa, ya que siempre será desconocida la reacción del público.

2. FUNCION DE LOS CONTROLADORES:

La función de los controladores es proveer a los usuarios de la red vial la información necesaria a lo largo de ella. Estos controladores pueden ser complementarios y/o modificadores de las reglamentaciones básicas de la red; por lo tanto, la información debe ser entregada en forma adecuada, y en el momento y lugar oportuno. Los controladores pueden ser clasificados en tres tipos:

3. REQUERIMIENTOS BASICOS DE LOS CONTROLADORES:

Los controladores de tráfico deben cumplir con ciertos requerimientos básicos:

Estos requerimientos básicos serán cumplidos si se observan ciertas normas básicas con respecto a su diseño, ubicación, mantención y uniformidad.

 La eficiencia y claridad con que los mensajes llegan a los usuarios depende de la habilidad de estos últimos para interpretarlos automáticamente. La uniformidad de los controladores ayuda a producir este efecto y otros tales como:

4. TIPOS DE SEÑALES:

4.1 Señales reglamentarias:

Las Señales Reglamentarias tienen por finalidad notificar a los usuarios de la vía sobre prohibiciones, restricciones, obligaciones y autorizaciones que gobiernen el uso de ella y cuya transgresión constituye una infracción. Atendiendo a su espíritu o intención se han subdividido en:

4.2 Señales preventivas:

Las señales preventivas, llamadas también de advertencia de peligro, tienen como propósito advertir a los usuarios la existencia de riesgos y/o situaciones imprevistas en la vía, de carácter permanente o temporal e indicarles su naturaleza.

Estas señales requieren que los conductores tomen las precauciones del caso, ya sea reduciendo la velocidad o realizando maniobras necesarias para su propia seguridad, la del resto de los vehículos y las de los peatones.

El uso de estas señales es de gran importancia para los conductores. Sin embargo, su empleo debe reducirse al mínimo posible, porque el uso innecesario de ellas para prevenir peligros aparentes tiende a disminuir el respeto y obediencia de estas señales.

Las Señales Preventivas se han dividido en cuatro grupos, de acuerdo a los riesgos que previenen:

4.3 Señales Informativas.

Las señales informativas tienen como propósito ayudar a los conductores en su desplazamiento por la vía que les permita llegar a su destino de la manera más simple y directa posible.

Las señales informativas se clasifican en:

4.4 Señalización de Peligro

Las señales que anuncian Peligro son del tipo preventivas e informativas pero con un fondo naranja, indican la transitoriedad de ellas.

 

4.5 Señales para ciclorutas

Al igual que las señales verticales presentadas en el punto 4.-, las señales asociadas al uso de bicicletas en vías con o sin facilidades para ellas, cumplen tres funciones básicas: regular la circulación, advertir sobre peligros y guiar a los ciclistas a través de ciclorutas.

 


 

Bibliografía: Capítulo II. "Manual de Señalización de Tránsito". MINTRATEL.